Baño general

La temperatura y la composición del agua le ayudarán a relajarse y disfrutar con un tratamiento que mejorará su salud.

Técnica individual que consiste en una bañera a ras de suelo a una temperatura entre 38ºC y 40ºC durante 10 minutos, donde encontraremos dos chorros constantes, uno frío y otro caliente, que se aplicarán en zonas altas de la espalda y hombros evitando en lo posible los primeros segmentos de la columna cervical.

En el baño general encontramos los efectos derivados del calor, además de la acción química de la composición del agua. Para aprovechar adecuadamente el baño, se han de movilizar dentro del agua las articulaciones afectadas siguiendo las instrucciones médicas.

También podemos utilizar un chorro subacuático que no debe sacarse del nivel del agua. Permite aplicar un hidromasaje en aquellas zonas donde existe contractura muscular o disminución de la movilidad articular.

Los efectos del reposo y sudor del baño durante un tiempo medio de 15 a 20 minutos, son importantes. Después se puede reposar en cama durante más tiempo arropado, o bien levantarse despacio y emprender la vida normal.

Beneficios

  • Estimulación de las funciones orgánicas y metabólicas
  • Relajación muscular
  • Sedación y vasodilatación periférica
  • Facilitación de la movilidad articular
Programas especiales

Oferta

Programas especiales